El paro sube en 32.800 personas pese a que se logra crear empleo

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.
La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, viagra lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, viagra lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, more about
lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, and la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, tadalafil pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, viagra lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, more about
lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, and la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, tadalafil pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, prostate lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, nurse la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, viagra lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, more about
lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, and la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, tadalafil pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, prostate lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, nurse la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

El número de parados volvió a subir en el segundo trimestre del año aunque se produjo creación de empleo, here eso sí, sin poder absorber el crecimiento de la población activa.

De esta forma, el desempleo se incrementó en 32.800 personas en el segundo trimestre del año, con lo que la tasa de desempleo aumentó levemente -cuatro centésimas-, hasta el 20,09%, y el volumen total de parados marcó un nuevo récord.

En total, 4.645.500 personas estaban sin empleo al finalizar junio, lo que supone 508.000 parados más que un año atrás, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a ello, en este segundo trimestre la ocupación registró un fuerte aumento, de 82.700 personas, hasta los 18.476.900, aunque no pudo absorber a todos los nuevos activos. De ahí que se produzca un aumento del paro. Es la primera en dos años y medio que se crea empleo en un trimestre aunque en el último año el número de ocupados ha bajado en 468.100 personas.

Según la EPA, la población activa aumentó en 115.500 personas hasta 23.122.300 personas, el 0,5% más y 39.900 más que hace un año (el 0,17%).

Me temo que no hemos visto el techo en la tasa de desempleo aún“, afirma José Luis Martínez Cammpuzano, estratega de Citi en España. El experto señala que “la creación de empleo es, en su mayor parte, estacional aunque hay algunos datos alentadores en manufacturas y construcción”.

La tasa más alta en 13 años

La tasa de paro del 20,09% alcanzada al cierre del segundo trimestre contrasta con la tasa del 17,9% existente un año atrás. Con esta cifra, la tasa de desempleo alcanza su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001.

Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 1997, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 20,11%.

Los hombres absorbieron los nuevos empleos creados en el trimestre, con 94.000 nuevos ocupados (+0,92%), mientras que entre las mujeres se destruyeron 11.300 puestos de trabajo (-0,14%).

Entre abril y junio, el número de asalariados aumentó en 110.200 trabajadores (+0,72%), de los que 101.600 tenían contrato temporal (-3,7%) y sólo 8.600 eran indefinidos (-1,9%).

El paro bajó entre los hombres en 15.700 personas, pero subió entre las mujeres, en 48.500. De esta forma, el desempleo masculino bajó el 0,62% con respecto al primer trimestre y, si se compara con un año antes subió el 10,87%, en 248.800 personas.

Mientras, el paro entre las mujeres subió el 2,36% en el trimestre y en un año se ha elevado un 14,02%, en 259.200 desempleadas.

Baja el paro en construcción, servicios e industria

El paro aumentó sobre todo, en términos relativos, en la agricultura, un 18,52% con 36.800 desempleados más, aunque en términos absolutos el mayor número se registró entre el colectivo de desempleados de larga duración, con 129.100 personas más, un aumento del 7,68%.

El desempleo aumentó también entre quienes buscan su primer empleo, con 38.000 personas más (el 11,73%).

Por el contrario, el paro disminuyó sobre todo en la construcción, con 73.900 parados menos (el 12,28%), seguido de los servicios (61.500 parados menos, el 4,09% de descenso) y la industria, con un descenso de 35.700 desempleados, el 11,81%.

Los hogares con todos sus miembros en paro moderaron el fuerte ritmo de crecimiento de trimestres anteriores y aumentaron en 9.800 entre abril y junio, un 0,75% más que en el trimestre anterior.

Por comunidades, los mayores incrementos del paro se registraron en Andalucía (23.200 parados más), la Comunidad Valenciana (18.600) y Canarias (16.100). Mientras, la mayor reducción del paro en el segundo trimestre se dio en Murcia (13.900 parados menos), Aragón (8.000) y las Islas Baleares (6.700). En variación interanual, sólo Navarra registró un descenso apreciable del desempleo (4.200 parados menos).

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Se ha aprobado el proyecto de Ley de Economía Social

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.
La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, stuff aunque el Plan Bolonia, no rx estaba pensado para corregir esta situación, mind en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, discount aunque el Plan Bolonia, site estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el proyecto de Ley de Economía Social, viagra lo que da paso al inicio del trámite parlamentario de la Ley.


Según el proyecto de Ley, la economía social es el ejercicio de actividad económica y empresarial en el ámbito privado mediante la asociación de personas que encaminan su acción al interés colectivo de sus miembros, pero también, en su caso, al interés general, tanto económico como social.


El objetivo básico de la Ley es configurar un marco jurídico que suponga el reconocimiento y mejor visibilidad de la Economía Social, otorgándole una mayor seguridad jurídica, sin pretender sustituir la normativa vigente de cada una de las entidades que conforman el sector (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo, sociedades agrarias de transformación, cofradías de pescadores, fundaciones y asociaciones).


El Proyecto de Ley reconoce la importancia de las asociaciones que representen a la Economía Social y da un papel destacado a las confederaciones intersectoriales de ámbito estatal representativas.


El Ministerio de Trabajo indica que la aprobación del proyecto supone “cumplir con un compromiso del presidente del Gobierno para dar respuesta a una de las demandas históricas del sector: la homogeneización mediante una norma de los principios básicos del sector, pero desde el respeto a la diversidad de entidades que conviven bajo ese denominador común”.


Puedes conocer texto del Proyecto de Ley de Economía Social a través de la página web del Observatorio Español de la Economía Social (ventana nueva)

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

La Xunta pretende financiar a las universidades en función de la inserción laboral del alumnado

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

La reforma laboral sigue adelante. La Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la enmienda transaccional que el grupo socialista y el PNV han presentado para el proyecto de reforma laboral sobre las causas que justifican el despido objetivo.

Esta, ampoule
aprobada con mayoría ponderada por 18 votos a favor, health 16 en contra y dos abstenciones, here estipula las condiciones para justificar una indemnización de 20 días por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”.

Además, el PSOE ofrece a CiU que presente una enmienda en el plazo de seis meses sobre la negociación colectiva.

Por otra parte, en plena polémica por las bajas por ‘enfermedad’ de los controladores aéreos, el PSOE ha propuesto otra enmienda para luchar contra el absentismo laboral. Las nuevas modificaciones quedan así:

Causas de despido objetivo

El despido objetivo puede venir motivado por ineptitud del trabajador, falta de adaptación, absentismo laboral y la necesidad acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Con la enmienda se entiende que concurren causas económicas cuando del resultado de la empresa se desprende una situación económica negativa en tales casos como:

  • Existencia de pérdidas actuales o previstas.
  • Disminución persistente del nivel de ingresos que pueda afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo.

Es decir, se mantiene la existencia de pérdidas como causa de despido pero se formaliza la existencia de pérdidas presentes o futuras. La valoración de ello dependerá del juez.

Por otra parte, se suprimen la falta persistente de liquidez y la disminución relevante de beneficios para que la causa de despido sea la caída de la facturación de la empresa.

Lucha contra el absentismo por ‘enfermedad’

Una de las enmiendas recoge que los inspectores de la Seguridad Social podrán emitir el alta médica a todos los efectos a partir del cuarto dia de la baja firmada por los médicos de la sanidad pública (Insalud), en vez de los 14 días actuales.

Absentismo colectivo

Otra modificación tiene lugar en la legislación en materia de absentismo colectivo. En este sentdio, será caus de despido objetivo con indemnización de 20 días la falta de asistencia al trabajo intermitente, aún justificada, que alcance el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año y siempre que el absentismo de la plantilla sera superior al 3%.

En la actualidad, el porcentaje de absentismo colectivo está en el 5%. No obstante, CiU ha presentado otra enmienda, que debe ser votada, para reducir este nivel al 2,5%.

Sólo el 3% de los titulados universitarios consiguen un trabajo relacionado con sus estudios. Este dato confirma que la oferta de las universidades gallegas no se adecua a la realidad empresarial y, look aunque el Plan Bolonia, clinic estaba pensado para corregir esta situación, en Galicia no tuvo el éxito esperado. La Consellería de Educación, en el documento base sobre financiación universitaria, admite que la adaptación el Espacio Europeo de Educación Superior no ha servido para ajustar los grados a la demanda laboral y culpa tanto a las universidades como a las administraciones que tutelaron hasta ahora la adaptación a Bolonia. Ante este panorama, el Gobierno gallego plantea que se condicione la financiación a que las universidades se esfuercen por adecuar sus estudios a lo que necesitan las empresas mejorando así la inserción laboral de sus estudiantes.


“El proceso de transformación de las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior no fue plenamente satisfactorio, con defectos de aplicación tanto en el sistema universitario como en la administración educativa”, señala el diagnóstico que elaboró la Consellería dentro del documento sobre financiación que el miércoles fue aprobado por el Consello Galego de Universidades.


Para la Xunta el problema “no es de una gravedad menor” y, por esta razón insta a las universidades a poner en práctica políticas encaminadas a solucionar estas “ineficiencias”. Pero no busca un simple compromiso de las instituciones académicas, Educación exige “resultados medibles y objetivados” y, en base a estos resultados, los campus recibirán nuevos recursos.

La inserción laboral de los titulados gallegos es uno de los puntos débiles del sistema universitario gallego. Según el documento sobre financiación universitaria, los egresados gallegos presentan unas tasas de paro más elevadas que en el caso español. “Esto es especialmente grave dado que el desempleo en España ya es también superior al caso de la UE o al de la OCDE”, argumenta Educación.


Sin embargo, Galicia tiene mejores índices de inserción laboral que España en Primaria y Secundaria, lo cual es otro síntoma de “la inadecuación del sistema educativo gallego a la realidad empresarial del entorno”.

De media los universitarios tardan 4,79 días en encontrar su primer empleo, pero hay un porcentaje importante que no busca trabajo porque sigue estudiando (34% ) o bien porque prepara oposiciones (un 30%).


La Consellería de Educación realiza también un diagnóstico de futuro del sistema universitario gallego y vaticina que el número de alumnos seguirá bajando. “Para 2016, los estudios recogen un escenario de bajada acentuada del alumnado en las tres universidades”, apunta. El resultado es que, de mantenerse el actual volumen de profesorado, la ratio alumno/docente bajará de los 12,2 actuales a 9,76.

Pero esta tasa ya se redujo a la mitad en la última década, ya que en el año 2000 había 20 alumnos por profesor. La razón es que en la última década el estudiantado descendió un 35 por ciento mientras que el sistema universitario gallego sumó 500 profesores más.


La plantilla creció por el incremento en el número de profesores contratados, que pasó de 1.777 en el curso 2005-2006 a 2.130, mientras que, por el contrario, bajó la cifra de personal funcionarial. Precisamente, por esta razón, Educación exigirá a las universidades que recorten gastos de personal y supriman puestos de trabajo.

“Modestos”. Así define la Consellería de Educación los resultados en investigación de las tres universidades. A pesar de que reconoce los esfuerzos realizados por las instituciones académicas, el documento que sirve de base para la nueva financiación universitaria advierte de carencias en la producción de “alta tecnología”. “La investigación gallega genera patentes en una proporción de menos del siete por ciento de lo que lo hacen el resto de comunidades”, explican.


Uno de los problemas que detecta la Consellería de Educación es que muchos de los proyectos que se financian no son “auténtica investigación” e insta a los docentes a no limitarse “a verificar rutinas de conocimientos ya consolidados, esencialmente enfocado hacia el incremento del historial curricular”.

En todo caso, la Xunta destaca el avance de la Universidad de Vigo, que logró adelantar a Santiago por primera vez en número de publicaciones ISI.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)